No hay lugar como el hogar

En la provincia argentina de Corrientes, el oso hormiguero gigante se extinguió a mediados del siglo XX. Hoy, The Conservation Land Trust trabaja en esa zona con la meta de devolver la presencia de este espectacular mamífero dentro de la región de los Esteros de Iberá y áreas limítrofes.

 

Foto Rubén Diglio
Agradecimiento a CLT

 

Yurumí. Así también es llamado el oso hormiguero gigante, uno de los mamíferos más peculiares y llamativos que existen en la Argentina. Pocos saben de la vida de este curioso animal, quizás porque en la zona de Corrientes, la historia productiva dejó huellas tan profundas que llevaron a la extinción de la especie a mediados del siglo XX. Por ello, The Conservation Land Trust (CLT) trabaja desde hace 10 años en un proyecto de restauración de ecosistemas para devolver la presencia de esta singular especie dentro del Gran Parque Iberá (que fue declarada como área protegida), en la provincia de Corrientes y áreas limítrofes.

 

Como su nombre lo indica, el oso hormiguero gigante se alimenta de hormigas y también termitas, para lo cual utiliza su lengua, larga y final que puede llegar a alcanzar los 60 centímetros y se encuentra recubierta de una sustancia adherente que permite atrapar su alimento.

 

Con sus garras, potentes e intimidantes, derriba los termiteros y ahuyenta depredadores, habitualmente pumas y jaguares. Para ello, en una postura defensiva característica de la especie, se para sobre sus patas traseras y erguido, extiende sus brazos para aparentar ser lo más grande posible.

 

 

Su cola, también de gran longitud, ancha y recubierta de largos pelos que hacen que éste órgano le sirva para protegerse del frío y del calor mientras duerme tapado con ella, hace que el animal pueda llegar a medir hasta dos metros. Y en la actualidad, se encuentra en peligro de extinción. Dado que solo tiene una cría por año, es muy sensible al encuentro fortuito con perros de caza o perros asilvestrados y a la pérdida de su hábitat natural.

 

Luego de muchos análisis, los especialistas decidieron que la estancia Rincón del Socorro, ubicada en la Reserva Natural Iberá, reunía las mejores condiciones para el proyecto de reinserción del oso hormiguero. Al día de hoy, se han rescatado más de 100 osos hormigueros huérfanos de distintas provincias del norte argentino. El proyecto recibe ejemplares cautivos que son rescatados de casas de particulares o donados por entes privados o públicos. Muchos de estos animales son crías de oso que quedan huérfanas cuando algún cazador mataba a su madre en el interior del monte chaqueño. Una vez que estos animales ingresaron al proyecto, pasaron por una fase de cuidados intensivos en el caso de las crías, y de cuarentena sanitaria en el de los adultos.

 

Esta experiencia permitiò investigar con mayor profundidad esta especie poco estudiada. La reinserción y observación del comportamiento también es una herramienta para colaborar en la creaciòn de un programa de conservación de especies amenazadas que pueda servir como modelo para otros casos similares en los que CLT realiza el monitoreo durante los dos primeros años a todos los animales liberados, para asegurarse de que se adapten a la vida en libertad.

Post a Comment

#SEGUINOS @SEA