Aventura entre gigantes

El Parque Nacional Chobe se encuentra en el norte de Botswana, en África. Su nombre viene del río Chobe, el cual recorre el parque y dota de vida a muchas de sus zonas. A lo largo de sus 11.700 km2, además de elefantes, habita una rica fauna y flora que el gobierno se ha encargado de proteger desde 1968, año donde se declaró a este territorio parque nacional.

Por Juca Gambarotta

 

La estación seca está en su punto máximo; los arbustos son manchas grises carentes de hojas y la ausencia de pasto hace prevalecer las arenas rosadas del Kalahari. Apostando a la proximidad de las lluvias, un árbol ya está lleno de flores amarillas. Vemos impalas, jirafas, antílopes sable, cálaos cuervos… La huella en la arena dobla hacia el norte y entre dos colinas se percibe la verde planicie del Río Chobe, apareciendo cuatro elefantes a la sombra de un árbol. El camino da otra curva, y tengo la sensación de haber viajado al pasado, cuando el ser humano no interfería en la vida animal.

 

El desierto termina abruptamente ante la gran planicie verde regada por el río, albergando una cantidad increíble de animales, sobre todo elefantes. Hay manadas, madres con crías y machos solitarios, agrupados a la fuerza por ser tantos sus congéneres que buscan el pasto ya muy corto. La visión también abarca una manada de búfalos, otra de cebras, grupitos de facóqueros, antílopes acuáticos, hipopótamos pastando a pleno día y hasta unas leonas a la sombra de arbustos.

 

 

 

Por la tarde tomamos una embarcación que viaja lentamente por el río. Sobre una orilla hay cocodrilos, a pocos metros asoman las cabezas de hipopótamos, un águila marcial abre sus alas en el suelo, protegiendo su presa ante unos marabúes que se le acercan irrespetuosamente. Vuelan abejarucos, un varano del Nilo se echa al agua a nuestro paso y un águila pescadora emite su canto, una de las voces más características de África. Se acerca el ocaso y una vez más el sol primero y el cielo después se tornan rojos, recortándose ante ellos las oscuras y gigantes siluetas de los elefantes. El Parque Nacional Chobe de 11.700 km 2, situado al Noreste de Botswana y lindero con Namibia, es sin duda una de las maravillas de África. Durante la estación seca alberga hasta ciento veinte mil elefantes, la mayor concentración del mundo. Es admirable como un país pobre ha conseguido tal grado de protección para uno de los animales más perseguidos.

Post a Comment

#SEGUINOS @SEA