Compromiso por el futuro

Bayka es un proyecto que busca vincular a empresas con la regeneración ambiental a través de la compensación de sus huellas de carbono corporativas.

Por Matías Romano, Director de Bayka.

 

Todo proyecto que busque expandir su campo de acción necesita de la articulación con distintos actores. De alguna manera así nace Bayka, como búsqueda y compromiso para construir un mundo más sustentable. Se trata de ampliar la concreción de prácticas sustentables, demostrando que la conservación no es una palabra abstracta. Trabajamos hace 10 años en la regeneración de la selva misionera, en el corredor Biológico Urugua-i Foester. Este ecosistema es el más biodiverso de la Argentina y uno de los más amenazados del mundo, dado que solo queda el 7% de su cobertura original. Esto hace que su regeneración y conexión entre áreas sea un objetivo prioritario para la conservación y la lucha contra el cambio climático por su alto potencial de captura de carbono.

Trabajamos para crear junto a las empresas una nueva economía basada en prácticas sostenibles que promuevan la regeneración de los ecosistemas, la protección de la biodiversidad y el cuidado de los recursos, a través de la integración de modelos de impacto positivo en las empresas y proyectos.

Todos nuestros programas y servicios se llevan adelante en la Reserva Natural San Sebastián de la Selva, en la provincia de Misiones, Argentina. Con 100 hectáreas, este lugar único presenta una magnífica biodiversidad y valor para su conservación, debido a su ubicación estratégica en el corazón de un corredor de biodiversidad que une áreas protegidas.

 

 

Tenemos una mirada holística y creemos que a la hora de compensar huella de carbono, es fundamental hacerlo teniendo en cuenta otros factores como la fauna, la flora, la cultura local, entre otros. Es por esto que diseñamos una metodología basada en 3 programas clave que nos permiten alcanzar los objetivos.

Por un lado, lo que denominamos Regeneración y Rewilding. Para ello, creamos un vivero de plantas nativas para reforestar las zonas clave de la reserva y desarrollamos un programa de rewilding de Pacas y Agutíes, dos especies clave para el equilibrio ecológico.

En segundo lugar, Biodiversidad e Investigación. Monitoreamos de manera constante las especies presentes en la reserva, ya que creemos que no podemos proteger lo que no conocemos. Dichos relevamientos nos han demostrado la enorme biodiversidad que sí estamos protegiendo. Hemos sido reconocidos como área de importancia para la conservación de las aves (33% de las especies presentes en la Argentina habitan la reserva) y también nombrados área de importancia para la conservación de murciélagos.

Y, por último, Educación Ambiental y Comunidad. La educación ambiental es un pilar fundamental a la hora de cambiar paradigmas y lograr cambios profundos. De esta manera intentamos difundir la problemática de la deforestación y pérdida de la biodiversidad entre escuelas, grupos de interés y turistas que visitan la reserva para poder incentivar a los distintos actores a realizar cambios.

También comenzamos un proyecto de apicultura orgánica con actores locales intentando generar ingresos sin afectar al medio ambiente.

Luego de 10 años de trabajo ininterrumpido, podemos ver el impacto positivo logrado, siendo evidente el aumento de biodiversidad y el avance de la regeneración ambiental en el área. Buscamos ser parte de la solución, porque creemos que en el hacer está el camino que conduce al cambio y la creación de una cultura más respetuosa y sostenible.

¿Por qué Bayka? Es la unión entre “Bahía” y “Mayka”, mis dos hijas. Identidad e inspiración para recordar que este trabajo es por ellas y por las generaciones futuras.

 

Post a Comment

#SEGUINOS @SEA