La importancia del estuario del Río de la Plata

Un análisis de la gestión integrada de recursos hídricos del Uruguay desde una mirada institucional.

Por Matilde Saravia, Secretaria Técnica del Consejo Regional del Río de la Plata Frente Marítimo, Dirección Nacional de Agua, Ministerio de Ambiente.

 

 

El estuario del Río de la Plata tiene una importancia vital en nuestro territorio, no solo por sus características naturales sino también por la importancia de las actividades que se desarrollan en la cuenca. Resulta principalmente de la confluencia de dos cuencas muy significativas: la del Río Uruguay y la del Río Paraná, que protagonizan una de las descargas fluviales más importantes del mundo. El estuario es un sistema de transición cuyos recursos se comparten entre Argentina y Uruguay con una superficie de 35.500 km2 y una extensión de 327 km.

 

La zona estuaria del Río de la Plata presenta características ecosistémicas particulares asociadas a las variables de aguas dulces y marinas y una gran riqueza de recursos naturales asociados.

 

Las principales actividades económicas que se desarrollan son la navegación, la pesca, la actividad portuaria de porte regional e internacional, el turismo dadas a las condiciones naturales de su costa e islas. Su cuenca es una de las zonas más productivas de Argentina y de Uruguay; a orillas de sus principales afluentes se concentra la producción de alimentos del área metropolitana de Montevideo (Río Santa Lucía) así como también la actividad industrial de la provincia de Buenos Aires (Río Matanza Riachuelo).

 

El estuario integra la Cuenca del Plata -la quinta cuenca más importante del mundo con aproximadamente 3 millones de km2- y posee un valor geopolítico destacable ya que es la llave de entrada fluvial a los países mediterráneos de América del Sur (Paraguay y Bolivia).

 

La gestión integrada de las cuencas hidrográficas asociadas a los océanos se presenta como una de las principales líneas de trabajo para la conservación y utilización sostenible de los océanos, los mares y los recursos marinos (Objetivo de Desarrollo Sostenible 14).

 

La gestión integrada de recursos hídricos es un principio de la Política Nacional de Aguas (PNA) de Uruguay y para su cumplimiento, nuestro marco normativo consagra una institucionalidad específica que contempla el componente internacional de la red hídrica que estructura nuestro territorio, como el caso del estuario del Río de la Plata. En este sentido, para nuestro país la cuenca hidrográfica es identificada como unidad de planificación, gestión y control de los recursos hídricos. Si bien este concepto es familiar para la administración de cantidad y calidad de aguas. Por mandato constitucional y legal, la cuenca hidrográfica se integra a las políticas de ordenamiento territorial y ambiente en general y nos obliga a repensar la forma en que se regulan los territorios asociados a los recursos hídricos pero también los recursos naturales asociados.

 

Por la naturaleza transfronteriza de sus recursos hídricos, Uruguay considera la visión integral y regional para el diseño de sus políticas nacionales vinculadas al agua, con los desafíos y complejidades que esto conlleva. Se tiene una visión geopolítica de los recursos hídricos nacionales que se refleja en la institucionalidad creada a partir de las tres regiones hidrográficas que cubren la totalidad de nuestro país: río Uruguay, Laguna Merín y Río de la Plata y su Frente Marítimo, y que tienen una inserción regional que debe tenerse presente en la gestión y planificación de las aguas. Esta dimensión internacional en el caso de la Cuenca del Plata que involucra el 84% de los recursos hídricos nacionales. (PNA, 2017), incluye no sólo los países limítrofes (Argentina) sino además Paraguay y Bolivia.

 

La planificación de la gestión de las aguas es una herramienta ineludible para el desarrollo sustentable del país y se estructura en un sistema de planificación nacional, regional y local en estrecho vínculo con las demás políticas nacionales y locales de ambiente, ordenamiento territorial, cambio climático y también sectoriales (sector productivo, energía, navegación, turismo, otros). En este sentido, el Plan Regional del Río de la Plata y Frente Marítimo en proceso de elaboración, integrará las líneas de trabajo nacional e internacional que involucra el ODS 14.

Post a Comment

#SEGUINOS @SEA