Un compromiso con el planeta

Natura, la empresa de cosmética que buscó una nueva forma de producir. Desde eliminar ingredientes tóxicos, no hacer pruebas en animales, disminuir residuos, compartir riquezas, el gigante multinacional se propuso no parar hasta cumplir sus objetivos de dejar un mundo mejor.

Por Fabrina Bustos Moskovic.

 

Casi no necesita introducción. Con 50 años de trayectoria, Natura es hoy la mayor compañía multinacional brasilera del sector de cosméticos. Desde sus inicios, su razón de ser es crear y comercializar productos y servicios que promuevan bienestar. Pero no solo eso. La empresa también lleva la bandera de cultivar una relación empática y armoniosa con nuestro cuerpo y con la naturaleza que nos rodea.

 

En 2012, comenzó un proceso de expansión internacional que empezó con la compra de Aesop, una marca australiana. Luego se sumó The Body Shop, empresa británica, en 2017. En 2018 surge Natura & Co, identidad global de esta asociación para finalmente en enero de 2020, concretar la adquisición de Avon, fundada en Estados Unidos hace más de 130 años. De esta manera, el grupo de marcas se convierte en el cuarto mayor del mundo dedicado al sector de belleza.

 

Ahora bien, “¿qué puede hacer una marca de belleza por el mundo?” se cuestionó Natura como empresa para llevar adelante su actividad . Está en su esencia dar respuesta a este interrogante. Y fueron contundentes: “Mucho”. Desde buscar nuevas formas de producir, eliminar los ingredientes tóxicos, no testear en animales, disminuir residuos, hasta compartir riquezas, proponer diálogos, acercar fronteras y abrir el corazón de las personas.

 

 

“En Natura estamos convencidos de que las empresas debemos tomar el compromiso de contribuir a la construcción de un mundo más justo, equitativo y equilibrado. Esta expresión de marca es una provocación a que todos pensemos qué podemos hacer, con qué cosas sí estamos de acuerdo, con cuáles no y qué queremos cambiar, indica Christian Silveri Gerente regional de Reputación y Comunicación corporativa. Desde 2014 está certificada como una Empresa B, iniciativa del movimiento Sistema B, que reconoce a las organizaciones que dan igual peso a los resultados económicos y socioambientales.

 

Este gigante tiene una cartera de 850 productos categorizados cruelty free, realizados en base a elementos de la naturaleza y aptos para todo tipo de pieles. Se proveen de más de 35 mil personas en 60 comunidades tradicionales. Entre sus compromisos se encuentran proteger la Amazonía, lograr 0 emisiones líquidas de GEI y ayudar a crear objetivos basados en la ciencia para la biodiversidad.

 

Reconocida por su modelo de Venta por Relaciones, Natura genera ingresos para 1,8 millones de consultoras de belleza en Brasil y Latinoamérica. Además de brindarles la opción de negocio, esa red de consultoras puede contar con iniciativas de desarrollo personal, salud y valoración de la autoestima, para proveerles educación, derechos de la mujer y salud.

 

“Principios como la generación, pero sobre todo distribución de riqueza, la diversidad, la conservación de la selva en pie y la reducción de residuos, siempre guiaron nuestra visión de sus negocios”, señala Silveri.

 

En vistas al futuro y con valores como la sustentabilidad, innovación, transparencia y compromiso socioambiental, Natura será una marca de expresión mundial, identificada con la comunidad de las personas que tienen un compromiso con la construcción de un mundo mejor.

Post a Comment

#SEGUINOS @SEA