Un paraíso de alta montaña

Ubicado en el extremo noroeste de la provincia de San Juan, el Parque Nacional San Guillermo forma parte de lo que hoy se conoce como la Reserva de Biósfera San Guillermo. Se creó con el objetivo de buscar la conservación del hábitat natural de la mayor población de vicuñas de la Argentina.

Por Juan Carlos Gambarotta.

 

Es mediados de mayo y hace pocos días que los guardaparques han podido retomar su trabajo porque un torrente impedía el acceso al área, habiendo además destruido el único camino. Cruzamos el torrente en vehículos altos, pero pese a todo, el agua amenaza arrastrar al coche. Los oídos me zumban cuando realizamos el ascenso rápido de 2.000 metros, hasta llegar a la planicie de altura, situada a unos 3.500 metros sobre el nivel del mar. El angosto camino deja atrás las montañas y de buenas a primeras, se abre un paisaje grandioso. Una extensísima superficie, increíblemente plana, está rodeada por altas montañas, -algunas de ellas nevadas- y el pasto de altura, ya dorado, contrasta con la nieve y el cielo celeste. Vemos caranchos andinos, ñandúes cordilleranos y varios grupos de vicuñas.

 

Fue en esta área protegida donde se constataron las mayores poblaciones de vicuñas (7.000) y de guanacos (5.000) de Argentina, las primeras ocupando las planicies y los segundos las laderas. Sin embargo, en los últimos años se había producido una gran mortandad, habiendo muerto muchos animales atacados por sarna. Posiblemente, la puna no pudo mantener por tiempo indeterminado tal cantidad de grandes herbívoros, pues con ese clima la vegetación crece poco. Quizás, las vicuñas y guanacos se debilitaron al faltarles el alimento. Es muy posible que al mermar los animales, las pasturas se recuperen y otra vez, puedan reproducirse a lo grande los camélidos.

 

Los ecosistemas suelen tener ciclos. San Guillermo es uno de los lugares donde es más factible ver pumas. No pude verlos, pero en cambio, tuve el privilegio de ser tratado como uno más del equipo de tan hermoso, como poco conocido, parque nacional. Éste, de 166 mil hectáreas fue creado en base al núcleo de La Reserva Provincial, que abarca 980 mil hectáreas. Ambos forman parte de la Reserva de Biósfera San Guillermo, la cual está muy amenazada por proyectos de minería a cielo abierto, en especial un megaproyecto, que si se aprueba, afectará no solamente a la naturaleza, sino la vida de toda la provincia de San Juan.

 

Post a Comment

#SEGUINOS @SEA