Una alianza para proteger la vida silvestre

El objetivo principal es combatir la venta ilegal de vida silvestre. La ONG contribuirá con su experiencia y conocimientos técnicos para identificar publicaciones de especies amenazadas y cuya comercialización se encuentre regulada.

Por Lucía Tornero.

 

No se puede proteger lo que no se conoce. Pero a la vez, tampoco podemos hacerlo si no sabemos qué es lo que debemos proteger. Por ello, el acuerdo de cooperación entre Wildlife Conservation Society(WCS) y Mercado Libre adquiere gran importancia a la hora de combatir el tráfico de especies protegidas en América Latina.

 

“Si bien no ha alcanzado los niveles que se ven en otros continentes como en África y Asia, empezamos a revisar el comercio online”, explica Padú Franco, director para la región Andes, Amazonía & Orinoquía de Wildlife Conservation Society. “Decidimos acercarnos a diversas plataformas y recibimos una respuesta muy rápida por parte de Mercado Libre en torno a querer mejorar sus propios procedimientos, hacia un compromiso por tratar de evitar que este tipo de actividades se den en sus plataformas”.

 

Como parte del convenio, se trabajará en detectar publicaciones de especies amenazadas y protegidas por convenios internacionales. Por supuesto que en estas plataformas existe un comercio legal de especies, pero asociado a eso, se da el tráfico ilegal de especies, prohibido a través de los tratados internacionales. Solo en 4 de los países andino amazónicos (Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia), en los últimos 10 años ha habido más de 65.000 incidentes reportados. “Los datos obtenidos son de lo que sí se puede detectar. Eso representa una fracción de lo que ocurre realmente, como toda actividad ilegal”, explica Franco.

 

“Argentina, puntualmente, es generadora de tráfico, triangulación y demanda de especímenes silvestres que ingresan por la frontera de Bolivia, Paraguay, Brasil y Chile, y los destinos más habituales de intento de contrabando son la Unión Europea y países del medio oriente”, indica Carina Righi, Coordinadora de Tráfico Ilegal de Biodiversidad de WCS Argentina. “Más de 100 especies de aves, 20 de reptiles y 15 de mamíferos de Argentina son afectados por el tráfico de fauna. De todas ellas, unas 20 entran en una categoría de amenaza. 60% de los animales capturados son aves”, agrega.

 

A través del acuerdo, desde WCS, aportarán expertise alrededor de cuáles son las especies en los diferentes países que no deberían ser traficadas, qué especies están listadas en CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres), con qué acrónimos se les conocen o cuales son los alias con los que muchas veces publican.

 

De esa manera, Mercado Libre podrá mejorar sus propios sistemas de detección y, además, fortalecer la comunicación con los usuarios. “La plataforma entonces se convierte en una herramienta de conciencia alrededor de que esto es un delito”, señala Franco apuntando que, debido al volumen significativo de intercambio entre personas que ocurre, esta iniciativa puede realmente contribuir a cambiar los comportamientos del público en general, que es un aspecto fundamental a la hora de trabajar este tipo de delitos. Generar un cambio cultural, esa es la clave.

 

 

Las aves siguen siendo las especies más traficadas, especialmente cuando se refiere a animales vivos. Luego siguen los mamíferos, y después, en menor medida, pero creciendo, los reptiles y los anfibios. Estos últimos tanto para mascotas como para otros usos.

Post a Comment

#SEGUINOS @SEA